¿Quiénes son los menonitas?

Los menonitas constituyen la más antigua de las iglesias evangélicas no estatales, surgiendo en 1525 como «ala radical» de la reforma protestante. Su radicalismo tocaba temas como la separación entre iglesia y estado, el bautismo tan sólo de creyentes, la no violencia y objeción de conciencia a las guerras, y su insistencia en la naturaleza de la iglesia como comunidad de discípulos de Jesús comprometidos a un estilo de vida de santidad.

Más que reformar la iglesia, pretendían restaurarla, siguiendo para ello con sencillez testaruda el modelo, el ejemplo y la enseñanza del Nuevo Testamento.

Fueron conocidos en el siglo XVI como «anabaptistas». Obviamente, lo que en aquel entonces parecía «radical» o incluso revolucionario y peligroso, hoy ha llegado a ser bastante frecuente entre evangélicos.

Según la Guía mundial de 2015, publicada por el Congreso Mundial Menonita, la suma de los menonitas y demás descendientes del anabaptismo constituyen 305 Convenciones de iglesias nacionales en 87 países, cuyos miembros adultos bautizados suman 2,12 millones de hermanas y hermanos.

Los países con mayor número de menonitas bautizados son EEUU, con 540.000; la India, con 257.000; Etiopía, con 255.000; y el Congo, con 235.000. Aunque Europa fue la cuna del anabaptismo, hoy solamente quedan allí unos 65.000 (47.000 de ellos en Alemania). Obviamente, esta cifra no deja de suponer una pequeña minoría tanto respecto a los cristianos en general, como respecto a la población mundial total.

En cuanto a España, Anabautistas, Menonitas y Hermanos en Cristo - España (AMyHCE) consta de una decena de comunidades en Barcelona, Burgos, Girona, Madrid, y Pontevedra. No llegan a 400 miembros bautizados (jovenes y adultos) —sin contar los niños y demás asistentes a sus reuniones y actividades, lo que duplicaría la cifra.